sábado, 25 de junio de 2011

MOVIMIENTOS FETALES

Desde el primer momento de la vida, el embrión realiza diaria y continuamente movimientos, durante unos minutos, seguidos de pausas de reposo y sueño, que van aumentando en intensidad y duración a lo largo de la gestación.
Esto es así, porque el embrión y después feto, necesita como todo ser vivo mover todos los órganos y miembros de su organismo, que en caso de estar parados mucho tiempo se atrofiarían o no tendrían un desarrollo adecuado.
Es un motivo frecuente de preocupación para la madre el notar o no los movimientos, así que vamos a tratar de dejar claras algunas ideas:
1. Todos los embriones y fetos se mueven, aunque la madre no lo perciba. Algunos son mas suaves, otros más bruscos en sus movimientos, unos más perezosos otros más activos..depende de la "personalidad" de cada uno.
2. Generálmente se empiezan a percibir los movimientos fetales en la semana 20-22, aunque algunas madres refieren ya en las semanas 16-17, algún pequeño "tic", como de un pececillo o una "culebrilla" que se mueve por dentro. A veces son movimientos intestinales (gases), que la madre confunde por su ilusión de notarlo.

3. Se pueden percibir a lo largo del día, pero a veces, si la madre está atareada o distraida, no lo percibe hasta que no descansa al anochecer. Cuando un día estés preocupada porque no lo has notado, toma algo con azúcar, chocolate, etc y te acuestas un ratito, verás que pronto sientes sus movimientos.
4. A medida que el feto se hace mayor (semanas 30-32 en adelante), se mueve menos veces al día, aunque más bruscamente.
5. Se suelen mover más y más enérgicamente los fetos que están de nalgas, porque esa posición les resulta incómoda y tratan de ponerse de cabeza. Cuando lo consiguen sus movimientos se hacen más tranquilos y espaciados.
6. Cuando estás acostada, especialmente "tripa arriba", o en una posición que al feto no le resulta cómoda, o estás dificultando la entrada de oxigeno a la placenta, el feto se mueve brusca y rápidamente hasta que consigue que cambies de posición.
7. Lo más habitual es que el feto se note al menos 2-3 veces al dia, a partir de la semana 20-22, si alguna vez estás preocupada porque te parece que no lo has notado, haz la prueba del dulce y acostarse, y si tampoco lo notas, al día siguiente lo comentas a la matrona o el ginecólogo, que también cuesta muy poco poner el doppler y escuchar los latidos del feto, con lo que te quitas rápidamente la preocupación de encima.
Algunas embarazadas se preocupan porque lo "notan demasiado", porque es un bichillo que no para. Ahí podemos hacer poco: no tomar excitantes (café, cocacola, té, etc), buscar posiciones de descanso cómodas, y ¡¡pensar si tiene alguien a quien parecerse!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario